Ser maestro (a) una profesión en riesgo

Estándar

Por:  Stella Cárdenas Agudelo (Mesa de Movilización Social por la Educación – Eje Cafetero)

El 25 de abril del presente año, el diario el Tiempo, publico el artículo “Ser maestro oficial una profesión que está  en crisis”, se refería el articulo  a los bajos salarios, a los problemas laborales y a los bajos desempeños académicos. A este comentario, hay que agregarle el riesgo contra la integridad física que se corre en las instituciones educativas, donde algunas personas  quieren solucionar todo de manera irracional y por la vía de la fuerza y las armas, pues son muchos los casos donde los maestros son víctimas de  atentados  y violencia física.
El año pasado en Manizales, un estudiante cerró bruscamente la puerta y golpeo  al profesor de química a quien le concedieron diez días de incapacidad. Este año, en el mismo colegio un profesor fue agredido por un visitante, que entro a la institución a maltratar a su novia, el profesor al  exigir respeto por la persona y por la institucionalidad, fue agredido física y verbalmente.  El día 2 de mayo de 2012, durante la jornada escolar, en la Sede central de la Institución Educativa “Antonio Nariño”, fue agredido  con un machete, el docente LUIS ALFONSO MORALES por parte  un padre de familia miembro de la comunidad educativa. En esta misma fecha, en Cundinamarca, unas menores de edad tratan de envenenar a su maestra.

Los anteriores son algunos de los casos de agresión física conocidos,  otros quedan en el interior de las instituciones  al no ser denunciados y  están invisibilizando la situación.

El maestro ocupo un espacio en la sociedad y era tenido en cuenta por su sabiduría, por el papel que desempeñaba, tenía un reconocimiento social. Aspecto que se fue esfumando con el paso del tiempo. El respeto por la profesión, la valoración y admiración ya no existen  en los estudiantes, ni en los padres de familia, ni mucho menos en los entes gubernamentales.

A la falta de reconocimiento social, a los problemas laborales, profesionales  y de salud le estamos sumando  el de agresión y violencia lo que refleja por un lado, la falta de control ante las situaciones adversas, la falta de tolerancia, y la incapacidad de resolver los problemas adecuada y respetuosamente. Los seres  humanos tenemos la capacidad de comunicarnos y buscar en el dialogo la solución a las dificultades, luego de analizar, sintetizar y llegar a consensos.

Es inadmisible que a la escuela se llegue  a resolver los problemas por la vía de la fuerza, de las armas y no del dialogo. La escuela refuerza los valores democráticos y de dialogo que se gestaron en la familia.  La escuela no responde con las mismas armas con las cuales  se le agrede. Pero, no puede permanecer estática frente a esta situación porque ya es un riesgo ser maestro. La autonomía en la toma de decisiones va a depender de las consecuencias que estas decisiones puedan acarrear.

Las situaciones de agresividad se generan cuando no hay capacidad de escucha y no se acepta al otro como interlocutor válido. Esa capacidad de aceptar  una situación o de aceptar al otro que es diferente nos lleva a estas situaciones de agresión que se deben evitar.

El ser humano vive en sociedad y la forma como resuelva sus problemas es determinante para su salud mental. Una de las diez profesiones más estresante[1] es la del maestro por las condiciones en que debe realizar su trabajo; situación que se agrava con el temor a ser agredido física o verbalmente. Lo cual nos permite decir que los problemas de salud mental se están acelerando en los maestros y que es un riesgo ser maestro.

Con todo esta problemática de convivencia parece que  el maestro se debe someter a los caprichos de las comunidades educativas y no tomar actitudes críticas que posibiliten transformaciones y cambios en los patrones de conducta existentes, para alcanzar una convivencia pacífica, donde el dialogo sea la fuerza que guie la resolución de las dificultades y que se posibilite la construcción de un país más justo equitativo e incluyente. ¿Qué ética se vive hoy? ¿Dónde queda la dignidad de ser maestro?

La dignidad del maestro entra en crisis, desde el mismo momento en que la educación no sea prioridad en las sociedades y sea la cenicienta de los gobiernos. Una sociedad que priorice la guerra antes que la educación está enviando un mensaje equivocado a las comunidades. Los problemas se resuelven con el dialogo no con las armas. El ser maestro es una profesión que amerita reconocimiento y valoración social, valores que se reconocen en otras latitudes. La dignidad del maestro y su integridad están siendo vulneradas por una sociedad carente de valores. ¿Si no se respeta al maestro, que  podemos esperar de una sociedad?.

Los maestros son blancos de los ataques de agresividad  y violencia en la escuela, cuando no se está  de acuerdo con las notas, con sus formas de educar, cuando no se permite el libertinaje de los estudiantes. El maestro no puede acordar normas porque en clase no se acatan. Y tampoco puede corregir porque si lo hace le responden de manera agresiva. ¿Qué sucede hoy?, ¿Por qué se perdió la dignidad de ser maestro?,¿Esta situación de  conflictividad es un reflejo de nuestra sociedad?, ¿Que hacer frente a estos hechos?,¿Cómo volver  la escuela como espacio de respeto y del ejercicio de la democracia?

Para los casos de agresión físicos existen los castigos y las sanciones impuestas por la ley  y para los casos de maltrato , de burla y de agresión moral qué hay? Cuando estos no se publicitan, ni se conocen y solo quedan en la memoria de los maestros afectados.

Por lo anterior, la sociedad no puede seguir aceptando que al maestro se le violen sus derechos y se atente contra su integridad física y moral. La  situación conflictiva de convivencia social que entra a la escuela, debe ser motivo de una reflexión amplia y detallada de las instituciones educativas,  las facultades de educación, las comunidades y la sociedad civil. El tema  merece un  pronunciamiento serio y una respuesta efectiva por parte de los entes gubernamentales y la sociedad en general


[1] Informe sobre  las  diez profesiones más estresantes. En MSN , on line mayo 1 de 2012

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s