No-Discurso de Carlos Vasco

Estándar

Vasco“Comienzo pues mi no-discurso falto de seriedad y vacío de contenido con la razón principal para ese rechazo visceral que sentía hacia este doctorado “honoris causa”, la cual era precisamente el vacío de las causas. No pude recordar ninguna causa a la que haya dedicado mis energías en los últimos 60 años en la que no haya fracasado rotundamente. Por la misma razón estuve a punto de rechazar el premio Francisca Radke a la vida y obra de un maestro, y no solo porque sentía que querían jubilarme demasiado pronto. Solo lo acepté con agradecimiento como un premio de consolación, como el que le dan a un niño muy tímido cuando se gradúa de preescolar al final del año de transición y las jardineras no encuentran en qué materia equis podrían darle un premio: deciden entonces imponerle la medalla al esfuerzo. Ese sí es para mí un honor y un premio que acepté emocionado. Esfuerzos nunca me han faltado para perseguir una sabiduría inalcanzable.”

Lea el texto completo

NoDiscurso Carlos Vasco

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s